martes, 14 de junio de 2016

Martes

Tengo un amor congelado en el corazón,
que cada día pesa menos.
Una idea loca y sin razón,
de vivir lo que queda sin frenos.

Te transformé en recuerdos de café,
y ya no intento volver a la de antes,
por eso le permito jugar entre mi piel y el sol.
Mi alma se hace más pesada los martes.

Deduzcamos que a él le pido lo mismo:
que lo nuevo sea un continuo adiós.
Tan difícil soltar constantemente,
tan genuino discutir con vos.
De lo que es justo,
de lo doloroso,
de lo dulce de la infancia,
de los sueños aplacados,
de los pasajes vencidos,
del pelo enredado,
de extrañar,
de mentir,
de tu forma de vivir,
de la cuadra que caminamos juntos,
(la cuadra más linda que conocí en mi vida)
de las cosas que no hicimos.
Tantas cosas que no hicimos.

Estúpido es pensar que las hojas no cambiaron.
Te ví, sé que dejaste de amar como un loco.
Tengo un amor congelado en el corazón,
que se va derritiendo de a poco.

                                                                 -PPA




No hay comentarios: