viernes, 17 de octubre de 2014

Mío, casi

Dulce mío, fuiste grande y nuevo.
Dulce mío, eras la única razón por la que lloraba.
Mi mundo, el color, hoy la pasión huele mejor.
Ahora soy risa de una criatura nocturna.

Pude protegerte, necesitarte, pero no.
Dulce mío, me atraviesa una nueva luz el alma,
y te agradezco la decepción.
Brillemos juntos a lo lejos.

Tengo muchas historias que contar, la tuya es la más linda.
Porque la verdad es que estaba hecha para vos.
Porque crucé mil males, amor, y todo se rompió.
Si alguna vez sobraron las palabras, te pido perdón.

No, no, no. No llores, dulce mío.
El futuro nos espera tímido y lujurioso.
El futuro siempre será nuestro.
Dulce mío, no tengas miedo, confiesa que siempre me quisiste.

Sabes que cerca del final no vamos a tener nada que perder.

Ya no soy tuya, dulce mío, pero siempre te voy a querer.

-PPA

No hay comentarios: