domingo, 7 de julio de 2013

La nena y los cuervos

Es a mi inocencia a quien rinden culto,
los cuervos desesperados con hambre de vulnerar.
Han encontrado en mi alma el jardín más oculto.
Han descubierto en mis ojos tristes las ganas de amar.

Ellos de a poco a golpes me enseñaron,
que un lindo beso no significa querer.
Con poesías mentirosas me recitaron,
que sólo migajas puedo pretender.

Esa nena que vivió del rechazo.
Hizo de su camino una soledad llena de ira.
Se vengó de su pasado, apedreando paso a paso.
Le explicó al mundo entero que al fin y al cabo ella valía.

Con su cara maquillada y el pelo perfumado.
Ajustó su ropa y despertó aquel día.
Castigó a quien nunca le dio la mano.
Rechazó a todo aquel que pretendiese su vida.

Por eso soy la reina del amor que aún no encontré.
La dueña de esa imagen cruda y vacía.
Viendo en el espejo a quien nunca perdoné,
a quien odio por ser cobardemente fría.

Desierta me quedé, sin tristeza ni alegría.
Profunda y superficial, orientada y tan perdida.
Culpándome por no lograr lo que en realidad quería.
Buscando una libertad escrita a mi medida.

Es a mi sombra a quien hoy exijo.
Porque de amar sin razón estoy cansada.
El dolor ya no es lo que busco, sino lo que elijo.
La idea de hundirme lentamente a tu barco amarrada.

Ya ni una canción puede salvarme.
Protegerme a mí y a mi alma condenada.
Acelero en la vida cargando una espada.
La apunto a mi cuello, en una amenaza helada.

Volar con el viento.
Yo siempre quise volar con el viento.
Sólo conseguí admirar y sufrir,
viéndote volar en tu primer intento.


Por eso vivo en la piel ajena.
Calmada en abrazos llenos de pena.
Merodeando los bares lejos de aquella nena.
Dando besos que sueñan con una vida plena.

-PPA


1 comentario:

De Te dijo...

"El dolor no es lo que busco, sino lo que elijo"
Bien ahí, me gustó.
Beso